CRIPTOMONEDAS ESTABLES Y DIVISAS PARA PROTEGERSE DE LA HIPERINFLACIÓN EN VENEZUELA

Según cifras del más reciente estudio del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), la economía nacional registró una caída en términos interanuales, de aproximadamente -3% para el segundo trimestre de 2021. En este sentido también muestra una contracción del sector financiero en un -19,8% en comparación con el primer trimestre de 2021, lo que representó una caída en términos interanuales de -55,2%, con una reducción en más del -90% entre el segundo trimestre de 2013 y el segundo trimestre de 2021. El sector petrolero es el único que creció en un 8,5% comparado con el primer trimestre de 2021.

Al mes de junio 2021 la inflación mensual -según cálculos del OVF- se ubicó en 6,4%, la interanual en 2.615,5% y la acumulada en 333%, siendo la inflación por rubros, tal y como sigue: Servicios: 7,5%, Servicios de Comunicación 6,9%, Bebidas alcohólicas y tabaco: 5,1%, Alimentos y bebidas no alcohólicas: 5,0%, Equipamiento del hogar: 4,5%, Alquiler de vivienda: 4,3% y Restaurantes y hoteles: 4,1%. Todo esto redunda en un aumento de precios de la canasta de alimentos en divisas -porque es ya la principal unidad de medida- a USD $300,27 unos Bs. 1.212.080.076,17 al tipo cambio oficial BCV del 29-07-2021, para una familia promedio de 5 miembros.

Ante esta situación y contestes de la enorme y continuada pérdida del poder de compra del salario en Bolívares, para muchas familias venezolanas ya es una realidad el formar parte del entorno “multimoneda” al que se ha llegado por la mayor credibilidad y confianza puestas en las divisas y otros medios de pago -mayormente digitales- por sobre la moneda de curso legal. Y es que el trueque, el oro, las divisas e incluso los criptoactivos, están cada vez más presentes como mecanismos o medios diferentes de pago y de reserva de valor, en una economía donde todo pareciera indicar que al cierre del 2021 todavía se encontrará en hiperinflación.

El más reciente informe de la firma consultora estadounidense en blockchain y criptomonedas Chainalysis “Geography of Cryptocurrency Report” de septiembre 2020, sitúa a Venezuela en la tercera posición entre los países que más se conectan vía internet con sitios web de compra, venta, intercambios y trading de criptomonedas, según reseña la ficha técnica del informe. Esto demuestra el gran interés que en nuestro país van cobrando los criptoactivos en general, mientras se acelera la depreciación de la moneda, aumenta el tipo de cambio y disminuye el poder de compra del bolívar.

 

The top ten countries in our Global Crypto Adoption Index

Fuente: The Chainalysis 2020 Geography of Cryptocurrency Report (September 2020)

 

Ahora bien, cuando en el informe se detalla la composición de los criptoactivos mayormente utilizados desde América latina para realizar intercambios, necesariamente salta a la vista la dominancia del Bitcoin (BTC) con un 60,6% quedando en primer lugar, mientras que en segundo lugar se encuentra la criptomoneda estable Theter (USDT) con un 22,6%, en tercer lugar, Ether (ETH) con un 7,3% y en cuarto lugar otra criptomoneda estable USD Coin (USDC) con 2,1%. Esto pareciera encontrarse dentro de lo esperado en términos del comportamiento del mercado, sin embargo, concentrar un 24,7% solo en criptomonedas estables (USDT+USDC), debe llamarnos poderosamente la atención. El hecho de que casi la cuarta parte de las operaciones se realicen en criptomonedas “no volátiles” es una tendencia que comenzamos a ver con más frecuencia, sobre todo motivado por las remesas y la aversión al riesgo de los remitentes en un mercado altamente fluctuante.

 

Share of value sent to Latin America by currency | Jul ’19 to Jun ’20

Fuente: The Chainalysis 2020 Geography of Cryptocurrency Report (September 2020)

 

De esta manera Venezuela también se inscribe dentro de esta tendencia latinoamericana, porque con mayor frecuencia validamos a nivel de las plataformas P2P, C2C, pasarelas de pago y casas de intercambio una mayor disposición de órdenes de compra y venta de criptomonedas estables como USDT/USDC o BUSD. Esto tiene sentido debido a que no todos los agentes económicos nacionales que operan en el mercado interno de las divisas, pueden adquirirlas en la cantidad y velocidad deseada. En este grupo figuran personas naturales y jurídicas que han comenzado a realizar operaciones de cobertura en moneda dura bajo la figura de criptomonedas estables.

Finalmente, la mixtura en la composición de los portafolios de inversión o estrategias financieras de cobertura y resguardo en moneda extranjera -física o no-, dependerá de la oferta de divisas en el mercado interno, los montos en Bolívares a intercambiar, la necesidad y velocidad del intercambio, así como también de la aversión al riesgo en la volatilidad del precio de criptoactivos no estables, que en los actuales momentos presentan una tendencia a la baja que se ha mantenido en términos promedio durante ya varias semanas. Aquí la estabilidad del USDT/USDC/BUSD son determinantes en la toma de decisión de un agente económico que ya no quiere seguir perdiendo el fruto de su trabajo o actividad comercial, por la ausencia de una política económica clara que corrija las distorsiones monetarias y cambiarias.

Econ. Aarón Olmos Esp. MSc.
CEO Olmos Group Venezuela
Profesor invitado IESA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat